Todos somos gotitas

Me he dado cuenta de que las experiencias que consigue cada persona en su vida, depende de las ganas que tiene de hacer todo lo posible para cumplir sus sueños. Parece algo obvio, pero hay veces que no nos damos cuenta de que dejamos pasar momentos que parecen irrelevantes.

Una mirada, un lugar o incluso una prenda puede ser el principio de un momento, algo especial que recordaremos para siempre y que, cuando estemos en aquél punto en el que hemos deseado tanto llegar, nos acordaremos de ese pequeño instante, insignificante al principio, pero que ha conseguido conquistarnos.

DSC_0821 (2) DSC_0822

 

Hablo de esto porque este fin de semana he podido asistir a un lugar, que a mi me ha parecido mágico, uno, al que estoy deseando regresar para volver a sentir lo mismo. Este sitio es el Mirador de San Antonio de Ceuta. Cuando bajé del autobús para echarme alguna que otra foto y tener de recuerdo del viaje, sentí un golpe de viento que recordaré por mucho tiempo. Ese golpe me despertó de algo que no sé exactamente que es, pero lo hizo.

Empecé a mirar a mi alrededor y solo vi mucha agua, de un color azul oscuro porque minutos antes había llovido muy fuerte. Todavía caían gotas, estaba cansada y enfadada porque el viento me molestaba, no quería mojarme, pero me puse mi bufamanta y me sentí bien.

Miré más allá y vi algo mas que eso, vi dos continentes, un mar y un océano. Todo esto desde un pequeño punto ¿Tanto se podía ver desde ahí? Me sentí pequeña, como una gotita de agua y lejos de todo. En ese momento agradecí haber ido a esa ciudad. He conseguido aprender mucho sobre algo que me apasiona, que es el periodismo, mi futura profesión y a pensar que dentro de poco alcanzaré todo aquello que me proponga si me tomo en serio los pequeños momentos que me ofrece la vida. Porque ser una gotita no es tan malo, al fin y al cabo, todas las personas  lo somos.

DSC_0825

A pesar de eso, hay que intentar no ser siempre una gota cualquiera, sino crecer y convertirse también en un mar, e incluso prosperar aún más y conseguir llegar a ser un océano. Un océano lleno de experiencias para poder inspirar a otras personas que nos miren en un momento determinado y piensen “aquí algo ha cambiado en mi y no sé el qué”.

Me gustan los momentos así,  en los que sin querer, algo consigue despertarnos y nos hace madurar un poco más, que nunca viene mal.

Anuncios

Un comentario en “Todos somos gotitas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s