La historia de un mono de lentejuelas

Qué ganas tenía de hacer este post, pero hasta ahora no sabía con qué palabras describir lo que siento al tener este mono bordado…


Desde que aprendemos a caminar, durante toda nuestra vida acabamos vagando por diversos caminos: unos, llenos de luz, fáciles de recorrer porque nos iluminan cada paso que damos y  otros, oscuros, donde lo único que vemos son sombras tenebrosas y el camino es  casi imposibles de recorrer porque que no vemos dónde pisamos.
Todo en este mundo está plagado de luces y sombras y es tarea de cada uno aprender a superarse en cada momento. Las caídas son para levantarse y darse cuenta de que ese tropiezo ya no debe suceder, las lecciones solamente se dan en el momento en el que hemos vivido una equivocación -o incluso a veces más de una- . Jamás sabríamos lo que es una caída si nunca tropezáramos…
DSC_0309
DSC_0295
DSC_0332 DSC_0305 DSC_0302 DSC_0329
Tenemos que reconocer nuestros errores y hacer frente a todo lo que esté presente, viviremos instantes tanto oscuros como llenos de luz, pero sin ese dualismo, no sabríamos qué es lo mejor para nosotros. En muchas ocasiones conseguimos el mejor camino gracias a la ayuda de las personas que tenemos a nuestro alrededor. Nuestros amigos y familiares son nuestra luz, están ahí siempre aunque no estén presentes. Cuando hay tormenta ocurre algo parecido,  las nubes  y su oscuridad dominan el cielo. Sin embargo, aunque haga un tiempo terrible, detrás de esas nubes grises sigue habiendo una gran estrella brillando para nosotros.
Yo tengo que agradecer a mi familia y amigos todo el apoyo que me dan cuando en mi cabeza hay tormenta, cuando las sombras de mis pensamientos no me dejan ver el sol y sobre todo, cuando no sé que camino escoger. Estas personas que están a mi lado -aún cuando esté lejos de ellas- son lo más importante para mi porque son las que mejor me conocen y sé que sin ellos, no sería la misma persona.
DSC_0320
DSC_0321
DSC_0318
El mono que llevo puesto es un regalo de mis amigos, un regalo lleno de luz porque me recuerda a todos los buenos momentos que he pasado con ellos cuando lo llevo puesto, aunque sea solamente un trozo de tela lleno de pailletes, para mi es especial y sé que cuando me lo ponga para algún evento y no esté con ellos, es como si estuvieran a mi lado.
Me gusta mucho la caída y el brillo que tiene cuando le da el sol. Aunque sea una prenda que parezca muy poco ponible, espero sacarle partido ya que si se combina con unas zapatillas o con una camisa vaquera por encima adquiere una nueva forma, más casual. Para combinarlo, he elegido complementos y accesorios muy sencillos para no quitarle protagonismo a la prenda principal. Además, si se recarga mucho el conjunto, no queda bien porque no se aprecia la pedrería que tiene bordada.
He elegido unas sandalias azules como algunas de las lentejuelas y un bolso de mano en beige -del mismo tono que el fondo del mono- para combinarlo. Además, como el bolso tiene toques dorados, he escogido también unos anillos muy sencillos para completar el look.
¿Vosotros también tenéis que una prenda especial que os recuerda a alguien? ¿También conserváis a esas personas especiales a vuestro alrededor que os ayuda ver la luz?
.
MONO: Zara; SANDALIAS: Marypaz; BOLSO: Primark; ANILLOS: Primark
.
Puedes seguirme en:
.
Un beso muy grande, feliz fin de semana 🙂
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s